Faceboock

APUNTES DE SHIATSU. LA TEORÍA DE LOS CINCO ELEMENTOS Y EL CARÁCTER CÍCLICO DE LA ENERGÍA

Dentro de la práctica del Shiatsu y de la utilización de las bases de la MTC, la Teoría de los Cinco Elementos está extremadamente extendida y en realidad es una muy buena herramienta donde podemos visualizar las dificultades en las que se ven sometidos nuestros clientes. Nos ayuda a crear una guía o un «mapa» donde posteriormente crear una ruta por donde apoyarse nuestra práctica terapéutica.

La Teoría de los Cinco Elementos posee unas direcciones energéticas que nos hablan de «Circuitos de Generación de Energía», el llamado Ciclo Shen o de Alimentación y otras direcciones que nos hablan de «Contención de la Energía» o Ciclo Control, el cual simplemente evita que un Elemento esté actuando de manera exacerbada, bloqueando el Ciclo natural de Movimiento Energético que se expresa en esta teoría.

La disposición de los Elementos en este orden que propone la Teoría de los Cinco Elementos, y el movimiento energético que expresa, nos habla de una fase en la cual la Energía Yang o expansiva se acrecienta, con el consecuente decrecimiento de la Energía Yin asociada (recordad que cuando hablamos en terminología yin y yang NUNCA podemos expresar estas cualidades de manera disociada). Esta es la fase en la que los Elementos Madera y Fuego están expresados. Posteriormente se inicia la parte del Ciclo en la cual el viaje de la Energía es a la inversa. Se inicia el camino de retorno y reposición de la Energía a la Fuente que correspondería al Sistema energético Riñón dentro de la llamada Energía de Agua. En este Viaje de retorno de la Energía a la fuente, observamos Elementos en los cuales hay un decrecimiento de la Energía Yang y un aumento de la Energía Yin, siendo por el orden establecido en esta teoría, la Tierra el primer elemento (equilibrio entre Yin y Yang), el Metal y finalmente el Agua como Elemento «Fuente o poseedor del Ki Original y Energía base que sostiene el sistema».

Me resulta muy sencilla y útil esta forma de mirar este Ciclo de 5 Cualidades, llamados Elementos, como un Ciclo de Expansión y Expresión de la Energía (La parte derecha del Ciclo si lo miramos integrado a nuestro cuerpo en posición anatómica) y posteriormente como un ciclo de Contracción y Reserva-Acúmulo de la Energía (que correspondería al lado Izquierdo si lo miramos integrado a nuestro cuerpo en posición anatómica).

Toda esta muestra del movimiento dinámico de la Energía, por lo tanto, nos explica que hay una serie de Elementos que poseen la característica de Generación de Energía, Reserva, Animación Corporal Orgánica, que sería la parte izquierda del Ciclo de los Cinco Elementos, utilizando sustancias externas al Ser Humano, principalmente la alimentación y la respiración, como fuente de Qi externo no humano y que tras procesarlo, será Qi Humano, útil para las reacciones químicas y metabólicas del cuerpo. Es la Tierra con el sistema Bazo-Páncreas/Estómago, el Metal con el sistema Pulmón/Intestino Grueso y el Agua con el Sistema Riñón/Vejiga (Aunque el Agua R/V es por decirlo de alguna manera, el entramado mecánico y eléctrico que se encarga de cargar toda la Energía generada a través de la Alimentación y la Respiración, ordenándola y preparándola para su posterior distribución, más que órganos propiamente diseñados para generar Energía desde las sustancias externas ricas en Qi).

Por otro lado, en el lado derecho del Ciclo, hay una serie de Elementos que su función simplemente es la utilización de esta Energía Acumulada en la zona de Reservorio que es el Agua y el Riñón, expandiéndola hacia la dirección que el individuo o el Ser decida. Claramente esta es la función del Elemento Madera, por ejemplo, que es dar Vasija y dirección a toda esa energía reservada en el Riñón (Energía de Agua) y posteriormente el Elemento Fuego que es la sublimación de la Energía Yang, expansiva, feliz y alegre, compartiendo y disfrutando del logro, de la meta, del objetivo.

Es interesante resaltar como se repite una dinámica propia de muchos otros Ciclos y propia de la expresión energética de nuestro Universo. Los ciclos de Expansión y Contracción, son movimientos absolutamente inherentes a la Vida que conocemos en este planeta: inhalar-exhalar, sístole-diástole, día-noche, luz-oscuridad, verano-invierno, anabolismo-catabolismo….

 

Y tras el disfrute del logro meta, desde el Elemento Fuego….simplemente hay una Inspiración profunda, que es el preludio del inicio de un nuevo Ciclo y de un nuevo artículo, que espero y deseo compartir con vosotros.

Karina

 

This Post Has One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *